martes, 5 de noviembre de 2013

La Evaluación Alternativa

"El propósito principal de la evaluación no se puede lograr si la evaluación no se convierte en autoevaluación tanto para el docente cuanto para el alumno." A. Camilloni

Evaluación....palabra que despierta muchos interrogantes a docentes y alumnos; preocupación en torno a cómo utilizarla y para qué. ¿Evaluar los desempeños de nuestros estudiantes? ¿ saber si el tema que tratamos ha sido entendido? ¿Poner una nota numérica para cerrar el trimestre?... Es interesante, frente a la preocupación que este tema despierta, reflexionar acerca de qué evaluación queremos.

Rebeca Anijovich, Mirta Malbergier y Celia Sigal en su texto "Una Introducción a la Enseñanza para la Diversidad"* definen a la evaluación como un instrumento que permite no sólo juzgar la calidad de los resultados de los aprendizajes, sino también la calidad de la enseñanza impartida y de los programas educativos.
Por ello, desarrollan la evaluación alternativa como medio para repensar nuestras prácticas cotidianas. esta evaluación alternativa propone que se atiendan las experiencias, trayectos, procedimientos que se recorre durante los aprendizajes. De esta forma, su características deben ser:
  • Recoge información útil sobre los contenidos que los alumnos van adquiriendo en las distintas actividades académicas que realizan.
  • Enfatiza las fortalezas de los estudiantes en lugar de sus debilidades.
  •  Considera los estilos de aprendizaje, las capacidades lingüísticas, las experiencias culturales y educativas y los niveles de cognición de los alumnos.
  • Incluye la metacognición, es decir, la reflexión sobre el propio proceso de aprendizaje.
  • Se basa en la resolución de consignas significativas y/o autenticas.
  • Documenta el avance del alumno en determinado momento y a lo largo del tiempo.
  • La formulación de objetivos y criterios de la evaluación no son tarea exclusiva de los docentes sino que implica que los alumnos también participan en dicho proceso. Estos criterios tienen que ser comunicables y públicos para todos los involucrados en el proceso educativo.
Un ejemplo de Evaluación alternativa... El Portafolio.
Las autoras desarrollan varios instrumentos de evaluación alternativa, uno de ellos es el Portafolio. Se caracteriza como una recopilación de trabajos que realizan los alumnos y que les permite ir evaluando su propio proceso de aprendizaje, permitiendo rehacer y mejorar todos los trabajos. 
Esto permite que el alumno participe activamente del proceso de evaluación, provocando el análisis constante, la retroalimentación con compañeros y docentes y la autoevaluación de las producciones.

En el texto puede obtenerse más información tanto de este instrumento, como de otros. Lo recomendamos ampliamente para hacer de la evaluación una instancia de aprendizaje mutuo con sus alumnos. Ustedes, ¿Qué instrumento conocen o ponen en práctica en sus clases que puedan ser identificados como evaluación alternativa a la tradicional?

*Rebeca Anijovich, Mirta Malbergier, Celia Sigal "Una Introducción a la Enseñanza para la Diversidad" Editorial Fondo de Cultura Económica de Argentina S.A. Buenos Aires. Capítulo "La evaluación alternativa, develando la complejidad"

4 comentarios:

  1. La evaluación es un elemento por un lado imprescindible de la tarea educativa y por otro está resultando de los que más se resisten a la innovación y conseguir una escuela que verdaderamente se ajuste a la diversidad. Realmente es todavía un instrumento igualitario, como tan eficazmente señala la caricatura, haciendo vanos los esfuerzos de ajustar los procesos a cada alumno. Por todo esto me parece que no hay innovación en educación que no afronte a la vez y de manera coordinada la evaluación. Desde esto me parece especialmente iinteresante la oferta de instrumentos que hace esta entrada.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, Antonio. Tal como decís, la importancia de innovar en aspectos referidos a la evaluación es muy importante. Este instrumento tiene que ser utilizado para enriquecer el proceso de enseñanza- aprendizaje.

    ResponderEliminar
  3. Aunque se trata de un tema muy complejo, parece que la próxima ley de educación no camina en absoluto en el camino propuesto. En la evaluación educativa juega un papel primordial la profesionalidad el docente (Perrenoud). Sólo si si confía en esa profesionalidad por parte de toda la comunidad educativa el docente puede adaptarla a las propuestas del artículo del isip.
    Aunque en este grupo ya se han valorado algunas de las funciones de las evaluaciones externas, convertirlas en el eje del sistema educativo va en contra de los principios de la atención a la diversidad que tanto la evaluación formativa como la evaluación formadora pregonaban.
    Gracias por la propuesta .

    Joan Marc Ramos

    ResponderEliminar
  4. De nada, Joan. Gracias por tu comentario. Tal como decís, la confianza en la profesionalidad del docente es clave para dar el primer paso para una evaluación significativa. Saludos!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.